Menu

loading...

¿Cuál es la mejor opción genética racial funcional para la producción bovina lechera en el clima Tropical? Segunda parte Destacado

  • Escrito por  Edil Enrique Araúz S1., Eduardo Araúz2, Héctor Cedeño3, Eris Pérez4, Ernesto Barillas5 y Carlos Morales6 Laboratorio de Ciencia Lechera y Fisiología Animal, Departamento de Zootecnia, Facultad de Ciencias Agropecuarias, Universidad de Panamá.
  • tamaño de la fuente disminuir el tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente
¿Cuál es la mejor opción genética racial funcional para la producción bovina lechera en el clima Tropical? Segunda parte

14. Propensa al manejo intensivo, a la semiestabulación y estabulación.
15. Bajo conteo de células somáticas en la leche (< 400,000 células/ml de leche).
16. Alta capacidad de adaptación a los parásitos.
17. Que las dimensiones de los pezones se adapten al modelo de pezonera universal.
18. Facilidad de Parto y rápida tasa de recuperación postparto.
19. Que mantenga su tasa de mejoramiento genético productivo generacional.
20. Que exista una alta disponibilidad de progenitores con pruebas de progenie.
21. Que el material genético probado sea accesible en precio.
22. Bajos requerimientos nutricionales para el mantenimiento corporal.
23. Capacidad pastoril y sistema locomotor balanceado.
24. Eficiencia energética y proteica para producción de leche.
25. Sustentabilidad lechera con un largo de producción entre 260 y 365 días.
26. Que la producción de leche tenga un mínimo al inicio de 10 kg/día, al máximo 14 kg/día, al cierre 8 kg/día.
27. Coloración del pelaje preferiblemente que no sea negro u oscuro para evitar el calentamiento corporal durante el pastoreo.
28. Alto contenido de sólidos totales, sólidos grasos y sólidos proteicos en leche.
29. Un sistema mamario bien suspendido, pezones bien conformados sin alteración de su longitud, amplitud y accesibles para el ordeño funcional.
30. Sostenibilidad de los índices vitales durante el periodo diurno y en la época seca (temperatura corporal, frecuencia respiratoria, motilidad ruminal).

Las condiciones del medio tropical demandan una vaca lechera de menor tamaño, con alta capacidad termolitica, coloración que permita reducir la influencia de la radiación solar directa, un alto contenido de sólidos totales en leche, con alta capacidad reproductiva, que muestre una gran capacidad de pastoreo y que su conducta sea linfática o de alto grado y capacidad del manejo por las naturaleza del propio entorno y las circunstancias para la producción lechera propiamente. Estas propiedades biológicas llamadas atributos genéticos funcionales se encuentran en la raza Jersey; por lo cual otras razones como la disponibilidad de áreas para el pastoreo, la necesidad de intensificar los modelos de producción de leche y el crecimiento demográfico hacen de esta raza la más aplicable para la producción lechera tropical. A esta opción le seguirían otras razas medianas como la Guernsey y Ayrshire; así como los cruces entre razas lecheras como la Jersey X Holstein, Jersey x Pardo Suizo; en cuyos casos no se modifica el genoma tipo leche y se combinan fortalezas biológicas y bioproductivas que redundan en una menor demanda de nutrientes, en un animal más dócil, en un mayor rendimiento de sólidos totales y grasos, menor alteración por el estrés calórico y un mayor desempeño reproductivo dentro del contexto microclimático tropical (Arauz, E. E).

genetica1

Alternativas genéticas bovinas para la producción lechera tropical Como he indicado anteriormente, no existe una RESPUESTA ESPECÍFICA PERFECTA para definir cuál es la opción más apropiada para desarrollar la actividad lechera en el clima tropical; sin embargo, existen ALTERNATIVAS GENETICAS que pueden ajustarse o adecuarse. Es preciso distinguir entre las alternativas las razas bovinas tipo leche y las opciones de los cruzamientos que como quiera representan una posibilidad para los productores de leche que son conservadores en sus metas de producción en el trópico. En la actualidad se cuenta con varias razas lecheras; incluyendo las tradicionales (Holstein, Pardo Suizo, Guernsey, Ayrshire y Jersey); las cuales han pasado por un proceso de adaptación al trópico.

Razas bovinas tipo leche En términos técnicos, las razas lecheras han sido identificadas y perfeccionadas a lo largo de los últimos 300 años de acuerdo con la literatura disponible (Becker), hasta la fecha (Visser y Wilson; Asociaciones de Ganado Lechero Holstein, Pardo Suizo, Jersey y otras). La capacidad funcional en las razas lecheras se mide en función de su producción ajustada a 305 días o en 365 días o por el rendimiento de sólidos totales y de grasa láctea. Como indican Visser y Wilson; en un resumen de las potencialidades de la producción lechera (ver cuadro I); la raza Holstein es la reina del rendimiento lácteo, seguido de la raza Pardo Suizo y de otras razas caracterizadas por su gran masa corporal; sin embargo, estas opciones se alejan del perfil ideal para el medio tropical ya que presentan un alto peso corporal, una mayor capacidad de aislamiento calórico, mayores necesidades nutricionales para el mantenimiento corporal y en términos relativos al consumo de materia seca y energía estas razas son menos eficientes para el clima tropical como se indica en el siguiente cuadro.

En consecuencia, la recomendación genérica en razas especializadas para la producción lechera en el clima tropical está centrada en el uso de tres opciones raciales que han sido empleadas partiendo de una decisión que utilizo el antecedente de producción en el clima templado. Por lo tanto es esencial reconocer cual ha sido la respuesta de estas razas en el clima tropical y relacionar ello con el patrón lactacional en el clima tropical. Por un instante, es preciso indicar que para el modelo de producción lechera basado en doble ordeño mecanizado, pastoreo, suplementación energético proteica a base de concentrados las referencias que se tienen en rendimiento lácteo serian los valores del siguiente cuadro. Estos límites de producción no incluyen condiciones especiales de manejo; como triple ordeño mecanizado, estabulación completa, semiestabulación, dietas mezcladas de manera total y menos calibraciones microambientales para microadecuar el entorno y simular la termoneutralidad.

Las condiciones del medio tropical no son las mejores como conocemos para las razas lecheras; no obstante, cuando se conjuga el clima, con la calidad del pasto, los procesos de locomoción, las parasitosis, la época anual y las deficiencias que puedan ocurrir en el manejo cotidiano de la vaca lechera en producción y el estrés calórico es PRUDENTE RECONOCER LA REALIDAD FUNCIONAL DE LAS RAZAS LECHERAS MAS CONOCIDAS EN EL TROPICO que son la HOLSTEIN, PARDO SUIZO y JERSEY. Aquí lo importante, no es la producción que se logra en los climas templados, con la estabulación completa y una mecanización con un alto costo implícito; SINO POR EL CONTRARIO, VALORAR LA CAPACIDAD FUNCIONAL EN EL TROPICO POR LA PRODUCCION ACUMULADA SEGÚN LA MASA CORPORAL. Las cifras de Panamá indican que entre las razas lecheras, la Holstein, Pardo Suizo y Jersey son las prevalentes y sobre las cuales se han realizados mucho esfuerzo genético y tecnológico.

1º. RAZA JERSEY
Es un animal de bajo peso corporal (449 kg), lo cual le permite tener una menor capacidad de almacenamiento calórico y un menor costo energético para realizar su enfriamiento corporal por termólisis pasiva y activa. Entre las principales características de la raza Jersey están: tamaño pequeño, mansedumbre, capacidad reproductiva, tamaño de la cría y facilidad de partos (27 kg), bajo consumo de materia seca (67% de las razas pesadas), contenido de los sólidos totales y grasa láctea, aplomos balanceados y baja predisposición a los problemas pódales y un excelente sistema mamario. Esta raza representa el bovino lechero moderno que constituye la nueva tendencia para utilizar menos superficie terrestre para pastoreo; facilitando tener un mayor numero de animales por unidad de superficie a un menor costo. La unidad de masa corporal de la Jersey adulta es 34% menor al estándar racial de la Holstein y Pardo Suizo. La raza Jersey posee el mayor contenido de sólidos grasos en la leche (5.17%), posee gran capacidad de pastoreo y ejercen una menor compactación en el suelo.

Se destaca en esta raza la proporción que su sistema mamario presenta y las mismas son muy sociables con los animales de otras razas bovinas. La raza Jersey posee la mayor eficiencia reproductiva entre las razas lecheras y la mayor facilidad de partos ya que las crías presentan un bajo peso corporal (27 kg) que corresponde a un 6.01% del peso vivo estándar de la raza (449 kg). Esta condición se suma a la excelente relación de la producción de leche por unidad somática estándar que corresponde a 18.46 kg de leche con 5.17% de grasa por cada kilogramo de peso corporal; lo cual ajustado por el consumo de materia seca representa la mayor eficiencia total entre las razas lecheras.

La eficiencia de la raza Jersey es aun superior cuando su producción se estandariza por el contenido de grasa láctea al 4% en comparación con otras razas lecheras. Por ejemplo si consideramos la grasa láctea de la Holstein 3.21%, Pardo Suizo 4.05% y Jersey 5.17% con una producción en base al patrón racial de 11680, 9830 y 8291 kg; tendríamos una producción estándar ajustada al 4% de 10278, 9978 y 9659 kg para las razas Holstein, Pardo Suizo y Jersey. No obstante, lo más significativo es la eficiencia corporal y energética de la raza Jersey como se indica en el cuadro II; evidenciando la mayor capacidad de producción lechera por unidad de peso corporal en base al estándar racial y al patrón biológico.

Las condiciones del medio tropical demandan una vaca lechera de menor tamaño, con alta capacidad termolítica, coloración que permita reducir la influencia de la radiación solar directa, un alto contenido de sólidos totales en leche, con alta capacidad reproductiva, que muestre una gran capacidad de pastoreo, la conducta debe ser linfática o de baja agresividad y muy manejable. Estas propiedades biológicas llamadas ATRIBUTOS GENÉTICOS FUNCIONALES se encuentran en la raza Jersey. La eficiencia metabólica y energética de la vaca Jersey se puede observar al relacionar su producción de leche ajustada por grasa láctea en relación con su masa corporal y a su vez compararla con otras alternativas raciales como la Holstein, Pardo Suizo, Ayrshire y Guernsey (Ver cuadro II y Gráfica I).

Es evidente, que los indicadores de eficiencia cambiarían de acuerdo con la producción y el desempeño reproductivo; el cual está subordinado o más bien relacionado con las condiciones de manejo, alimentación y bienestar microclimático.  La condición de bajo peso corporal le otorga a la Jersey la propiedad de baja capacidad para retención calórica y a su vez le facilita los procesos de la termólisis pasiva y activa aun en condiciones del medio tropical húmedo. La realidad de las razas lecheras se modifica drásticamente en las condiciones del medio tropical; ya que las condiciones de manejo nutricional y el entorno microclimático; así como el propio modelo tecnológico de producción lechera limitan las posibilidades de expresar la capacidad funcional. Estudios recientes en Panamá indican que el desempeño lactacional del ganado lechero Holstein y Pardo suizo solamente alcanza entre el 50 y 65% de los estándares raciales; destacándose una menor producción de leche por periodo de producción real (4200 a 8500 kg; Batista et al.), y el peso corporal es menor entre 17 y 21% (Montenegro et al).

En consecuencia, es de esperar que otras razas como la Jersey, Guernesey y Ayrshire también sufran una reducción en su desempeño reproductivo y lactacional; sin embargo, es prudente y conservador indicar que esta raza tendría menores dificultades para adaptarse al medio tropical y a las normas del manejo intensivo dado sus características biológicas, reproductivas y corporales. La capacidad funcional de la Jersey puede verse en la campeona mundial con un registro de 15,853 kg de leche con 4.1% de grasa en 365 días logrado por GOLDEN MBSM (ver figura III); el cual fue puntero hasta el 2002; lo cual se suman todas las condiciones zootécnicas y veterinarias para alcanzar tal fenotipo. Entre otros atributos, la raza Jersey se destaca por su mansedumbre, buena eficiencia del ordeño, bajo consumo de materia seca, alta capacidad de pastoreo, buena disposición de interactuar con las vacas del grupo y con las vacas de otras razas y su alta capacidad de adaptación a las diversas practicas de manejo e intervención técnica. La raza Jersey lleva mas de 500 años de mejoramiento genético y ha demostrado su alta capacidad de adaptación a diferentes entornos microclimáticos, ha mantenido su evolución funcional en aumento, contiene el mayor contenido de solidos totales y grasos y es la raza con la mayor capacidad de producción por unidad somática. En la actualidad, la raza Jersey ha continuado mostrando el aumento progresivo de la capacidad de producción sin evidenciar deterioro de su capacidad reproductiva. Los registros campeones de la raza Jersey incluye los siguientes detalles y los mismos deben servir como referentes para la proyección empresarial en la producción lechera moderna. Esta raza se encuentra en la primera opción recomendada para las condiciones del clima tropical si vamos a suministrar la base de alimentación cumpliendo con las exigencias nutricionales; permitiendo un mayor grado de estrés calórico en comparación con las demás razas lecheras.

Ejemplares de la raza jersey iniciando su fase lactacional. FOTOS El balance, su tamaño corporal y la presentación del sistema mamario se destacan en su Morfofisiología funcional; acompañados de la condición flemática y fácil para manejar. Esta raza ha logrado mantener su rusticidad y fortaleza a pesar de pasar por el proceso de la selección y mejora por producción, longevidad y valor productivo. Es evidente, que se debe tener mucho cuidado para evitar desvíos como la consanguinidad y evitar el refinamiento extremo. En general, esta raza mantiene el equilibrio de la conformación, la fortaleza, la capacidad lechera y sus virtudes biológicas para sostener la mayor producción de leche con el mayor contenido de grasa láctea. Sus particularidades físicas y somáticas le permiten el mejor grado de adaptación al estrés calórico y a otros tipos de estrés; por lo que la Jersey conforma la mejor opción genética racial para la producción lechera intensiva en el clima tropical. Continuará… GI


Autor/es: Edil Enrique Araúz S1., Eduardo Araúz2, Héctor Cedeño3, Eris Pérez4, Ernesto Barillas5 y Carlos Morales6 Laboratorio de Ciencia Lechera y Fisiología Animal, Departamento de Zootecnia, Facultad de Ciencias Agropecuarias, Universidad de Panamá.

 

Modificado por última vez enMartes, 08 Marzo 2016 01:40
volver arriba

SUSCRÍBASE A NUESTRO E- BOLETÍN

¡Reciba actualizaciones de nuestro
sitio y noticias de relevancia!
E-mail:
Nombre:
Seleccione su interés: