Menu

loading...

Evaluación del comportamiento reproductivo de vacas mestizas lecheras, tratadas con minerales vía parental Destacado

Evaluación del comportamiento reproductivo de vacas mestizas lecheras, tratadas con minerales vía parental

Para evaluar el efecto del tratamiento parenteral con minerales antes y/o después del parto sobre la respuesta reproductiva de vacas lecheras mestizas, se realizaron dos ensayos independientes con dos tratamientos cada uno.

El estudio se realizó en una finca del municipio Mauroa, Estado Falcón, Venezuela.  En el primer ensayo (-60, -30 d pre-parto y +30 d postparto) se utilizaron 56 vacas mestizas; para el segundo ensayo (al parto y +45 d postparto) 35 vacas. Los tratamientos en ambos ensayos fueron: T1 y T2, aplicación de inyección subcutánea de 10 ml de Selenium, 25 ml de Magnezinc Plus y 5 ml de Cuphro plus. El grupo control de cada ensayo no fue tratado. Los resultados del primer ensayo indicaron mejores índices reproductivos en las vacas tratadas (p<0,05) para el índice parto-concepción (68 vs 95 días) y para los días abiertos de las vacas que no concibieron durante el ensayo (95 vs 125). La tasa de preñez a diferentes intervalos postparto y la preñez acumulada fueron significativamente diferentes (p<0,05)   con valores de 17,85;  32,14; 17,85 y 67,84 para el grupo T1, en comparación a 0 ,17.85, 10.71 y 28.56 respectivamente del grupo control. El porcentaje de vacas vacías postparto fue 14,3 para el grupo tratado y 50% el control (p<0,05). No se observaron diferencias significativas en el segundo ensayo entre el grupo tratado postparto (T2) y su control. La aplicación antes y después del parto, de minerales vía parenteral, mejora la respuesta reproductiva de las vacas lecheras mestizas.

El objetivo primordial de cualquier empresa, independientemente del sector en el que se desempeñe, es su supervivencia y consolidación a lo largo de los años. Es lógico pensar que el logro de este objetivo a corto, mediano y largo plazo, se traduce en exigencias directas relacionadas con la elaboración y colocación en el mercado de productos de alta calidad al menor costo posible, y al mantenimiento sostenido de un adecuado nivel de eficiencia y de rentabilidad. Las empresas ganaderas en Venezuela no escapan de estas exigencias, por el contrario, en nuestro país  su obligatoriedad es mucho más evidente toda vez que la intervención del sector oficial sobre los precios de los productos, su competencia desleal, la inflación y la inseguridad jurídica y personal atentan contra la rentabilidad de las explotaciones y la sostenibilidad de las mismas.

En una explotación lechera en particular, el plan del negocio debe estar basado fundamentalmente en el cumplimiento del Plan de Desempeño del Rebaño (Movimiento del rebaño) y su correspondiente flujo de Ingresos/Egresos (flujo de caja). El cumplimiento de éstos viabiliza económicamente el negocio. Los productores reconocen perfectamente que la reproducción es un elemento fundamental para el desarrollo y progreso de sus ganaderías y que cada atraso en el servicio, en el parto de sus vacas o, peor aún cada vaca eliminada por problemas reproductivos es un duro golpe a su plan económico. Cuando una vaca demora en salir en celo después del parto, o cuando una vaca es servida varias veces sin preñarse, indefectiblemente la producción de leche sufrirá, los gastos aumentaran, mientras que los ingresos y la rentabilidad disminuirán.

Diversos autores coinciden en que un adecuado desempeño reproductivo y la rentabilidad de la finca lechera, se maximiza cuando el promedio del intervalo entre partos (IPP) del rebaño está alrededor de 13 meses.  A pesar de ello es del conocimiento general que los actuales índices de desempeño reproductivo, basados en tasas promedio de servicio y concepción para vacas lecheras en lactancia, resultan en intervalos entre partos que no cumplen y a menudo sobrepasan ampliamente la ansiada meta de los 13 meses.

Es conocido que en nuestro ambiente tropical existen limitaciones climáticas y de suelo que imponen severas restricciones nutricionales a los pastos. Esto determina, en la gran mayoría de los casos, un pobre suministro de biomasa forrajera asociado a un escaso suministro de minerales, lo que produce una deficiente respuesta animal y, como consecuencia, la presencia de sistemas reproductivos deficientes. Esto se manifiesta en  tasas de concepción no mayor a 45%, prolongados intervalos parto-concepción, porcentajes de abortos que pueden alcanzar al 10%, retenciones placentarias, metritis, involución uterina retardada, anestro, elevado número de días abiertos, inadecuada función ovárica, mastitis y una edad y peso al primer servicio y al primer parto que están fuera de los valores eficientes para una ganadería productiva (Garmendia).

Ante esta realidad y  la necesidad de encontrar otras posibles alternativas de solución al problema, se elaboró el presente trabajo de investigación, cuyo propósito es evaluar el efecto sobre el desempeño reproductivo (IEP, IPC, Fecundidad, Fertilidad, IDA) de vacas mestizas lecheras, tratadas con minerales suministrados por vía parenteral.

MATERIALES Y MÉTODOS
LOCALIZACION DE LA ZONA DE ESTUDIO.

El trabajo se desarrolló en la Hacienda “San José” ubicada en el Municipio Mauroa, del Edo. Falcón, con coordenadas 10°38’29” lat N y 72°02’59” long. O, y una ASMN de 128m. El nivel promedio de precipitaciones en la región es de 900 m.m. anuales; humedad relativa de 78%, con una época seca y una época lluviosa bimodal (mayo–julio y septiembre– noviembre) durante el año; la temperatura está entre los 32 y 38°C, lo que corresponde a un clima de bosque seco tropical. Los suelos son neutros con un PH de 6.4, sin presencia de salinidad, bajo en materia orgánica, textura media, con un promedio de 17 ppm de Fosforo, altas dosis de potasio (254 ppm), un bajo contenido de calcio (136 ppm) y bajos contenidos de magnesio (27 ppm).

METODOLOGÍA DEL ESTUDIO:
La investigación se realizó en base a 2 ensayos: el primero para evaluar el efecto de la aplicación de minerales vía parenteral, a vacas preñadas escoteras antes y después del parto (Tratamiento T1), sobre los días abiertos. El segundo ensayo (Tratamiento T2) para evaluar la efectividad sobre los días abiertos de la aplicación de los minerales solo después del parto, a vacas paridas vacías. El cuadro No.15, muestra un resumen del estado del rebaño, al inicio del estudio, de algunos parámetros reproductivos de interés para la explotación considerados en este estudio. El Cuadro N°16. Muestra la distribución de los animales seleccionados para cada tratamiento según la raza. El cuadro No.17. Muestra la distribución de los animales seleccionados para cada tratamiento según el número de partos. Para todos los ensayos se seleccionaron animales basados en los siguientes criterios:

• Condición corporal entre 2,5 y 3, en escala de 1 a 5.

• Edad comprendida entre 3 y 8 años.

• No haber presentado ningún tipo de trastorno metabólico o enfermedad relacionada con el sistema reproductivo en el parto anterior.

• No estar sometido a la acción de ningún medicamento al momento de iniciar el estudio.

Los animales escoteros sometidos al tratamiento T1 (pre y post parto), se mantuvieron bajo un mismo ambiente, manejo y alimentación, basado en pastoreo rotacional, suministrándole 1 kg. de alimento concentrado por animal/día. La fecha probable de parto de los animales seleccionados para este ensayo era Diciembre 2010, este grupo fue tratado en el último trimestre del año. Los animales tratados con el tratamiento T2 (Post-parto), se mantuvieron en condiciones similares al grupo anterior, con la única diferencia del suministro del alimento concentrado  cuya cantidad se hizo a razón de 1 kg de alimento por cada 3 lts. de leche producida por encima de 7 lts. por animal/día. Se seleccionaron para este ensayo animales que parieron durante el mes de Agosto 2010. A cada ensayo y en forma separada fue asignado un grupo de animales como control, los cuales estuvieron sometidos a las mismas condiciones de alimentación. El sistema de amamantamiento utilizado en la finca durante el ensayo fue el tradicional (sin restricciones) y el ordeño se realizó con el apoyo del becerro. Desde el punto de vista sanitario se siguió el programa general de vacunación y sanidad animal utilizado en la finca y requerido por los organismos competentes en Venezuela. El sistema de apareamiento durante el ensayo fue la monta natural libre, a razón de un (1) toro por cada 25 vacas. Esto con el propósito de eliminar en los resultados el efecto perverso de la observación y reporte del celo por parte del personal de la explotación. La determinación de la preñez se realizó por palpación rectal a los 45-50 días post servicio. La determinación de los días abiertos se estimó, mediante el análisis de los resultados de las palpaciones. Si la vaca no presentó celo o no fue cubierta en un periodo de 120 días post-parto se consideró vacía o en anestro post-parto para propósito del estudio. El mismo criterio fue aplicado para estimar el intervalo parto-concepción  IPC, pero observando preñez en lugar de celo. Ambos ensayos se realizaron desde el mes de Agosto del año 2010 hasta Abril del año 2011. Para la aplicación de los tratamientos se siguieron las recomendaciones de Laboratorios Agroinsumos S.A., fabricantes de los productos comerciales utilizados en esta investigación, en las dosis que se indican en el cuadro  No. 18. Para cada ensayo se utilizó un diseño de bloques completamente al azar, con dos tratamientos (tratamiento más control), bloqueando por raza y número de partos para minimizar el efecto aditivo del error experimental en la respuesta. Para el análisis de los días abiertos y el intervalo parto concepción se utilizó un análisis de la varianza (Anova).
Las variables porcentuales tasa de preñez, anestro postparto y vacas vacías fueron analizadas utilizando la prueba chi cuadrado.

ANALISIS Y DISCUSIÓN DE RESULTADOS
INTERVALO DE DIAS ABIERTOS E INTERVALO PARTO CONCEPCION.

Se encontraron diferencias significativas (p<0.05) en los días abiertos al comparar el tratamiento T1 preparto contra el grupo control. No así ocurrió con el tratamiento T2 post-parto, donde no se observaron diferencias significativas con el grupo control (p>0,05).

La tabla No. 21 muestra la comparación de estos resultados.

Como puede observarse en el cuadro anterior con la aplicación del T1 (antes y después del parto), se obtuvo una reducción de aproximadamente 30 días del IDA con respecto al control, lo que significa una mejora de un 24% en días abiertos con respecto al grupo no tratado.

En el caso de T2 sólo se redujo en 2.43 días los DA con respecto al control. Esta diferencia no significativa, puede tener relación con la época durante la cual se aplicó el tratamiento (mes de Agosto). Como se sabe Agosto es un mes caracterizado por altas temperaturas ambientales y   estas afectan la reproducción (efecto época). Esto pareciera evidenciarse al revisar el comportamiento de los nacimientos ocurridos en la hacienda San José durante los últimos años, en donde el número de nacimientos  históricamente cae en el  2do.  trimestre del año, lo que coincide con  el efecto época sobre preñeces ocurridas a mediados del 3er. trimestre del año anterior. El gráfico N° 2 que se muestra a continuación es elocuente. Otra posible causa de la baja respuesta al T2, podría estar asociada a las cantidades de minerales administradas a los animales durante un período caracterizado por el llamado balance negativo de energía, justo en el momento después del parto. En ese preciso momento los requerimientos minerales de dichos animales posiblemente son  más altos que las dósis suministradas. Esto pareciera  quedar evidenciado al comparar los resultados de T1 con respecto a T2. Con la aplicación de minerales antes y después del parto (tratamiento T1)  se obtuvo una disminución de 34 días del intervalo de días abiertos con respecto a T2, lo que representa una reducción del 23 % menos en este parámetro.

La tabla No. 22 muestra los valores históricos (2008-2009-2010) del IPC para los grupos bajo estudio y su control, y una comparación con  los valores obtenidos al culminar la investigación (abril 2011).

En cuanto al intervalo parto concepción IPC, se encontró también una diferencia significativa (p<0,05) entre las vacas tratadas con el tratamiento (T1) y su grupo control. En el cuadro N°20. puede observarse como la diferencia entre los IPC de los grupos bajo estudio (valor actual  vacas tratadas contra control) está alrededor de 27 días  a favor  del tratamiento T1. En el ensayo No. 2, no se aprecian diferencias significativas. De igual forma al comparar el valor promedio del IPC histórico del grupo de vacas tratadas con el tratamiento T1 (Grafica N°3) contra el valor del IPC obtenido al final de la investigación (actual), puede observarse una mejora importante en el grupo tratado (145 días menos). Un comportamiento parecido se aprecia en el grupo testigo (94 días menos), pero si comparamos esta mejora contra la obtenida en el grupo tratado, la ganancia neta es de 51 días para el grupo tratado con T1.

Este logro tendrá una repercusión importante sobre el futuro intervalo entre partos de este grupo de animales y sobre la rentabilidad del hato en general.

En el caso del segundo ensayo (Grafica N°4), en cuanto al IPC del grupo T2, a pesar de que la respuesta actual con respecto al grupo tratado no fue significativa, se observa una reducción importante de la media actual (105 días) con respecto a la obtenida en su último IPC promedio (179 días), que resulta en una diferencia de 74 días; no pudo observarse el mismo comportamiento en el grupo control, el cual mantuvo su IPC (106 días), dentro de los mismos parámetros anteriores (119 días).

Es conveniente mencionar en este punto que los resultados obtenidos en cuanto a los días abiertos son similares a los obtenidos por Orejanera, quien obtuvo 85,5 días en promedio de IDA con  una reducción neta de  59 días abiertos utilizando un producto comercial que contiene Fosforo, Yodo, Zinc y Se (similar a los empleados en esta investigación). Matamoros y Moreno, también han reportado reducciones en el intervalo de días abiertos cercanos a los 18 días; lo mismo que Mercado; al suplementar vacas en el preparto con raciones minerales reportó disminuciones de hasta 79 días del intervalo de los días abiertos.

TASA DE PREÑEZ Y PORCENTAJE DE PREÑEZ.
La tabla No.23 muestra las tasas de concepción obtenidas en la investigación, para los diferentes grupos bajo estudio, en diferentes intervalos después del parto.

En este parámetro también se encontraron diferencias significativas entre el grupo tratado con minerales (T1) y su grupo control   (39.28 % a favor del grupo tratado). En el ensayo post-parto no se observaron diferencias significativas.

Al analizar individualmente las tasas de concepción que se obtuvieron en los diferentes intervalos, podemos observar que en el intervalo  menor a 45 días postparto sólo los grupos que recibieron tratamiento con minerales presentaron  preñeces.

Sin embargo, el comportamiento general de los grupos coincide con la recomendación sustentada por los estudios realizados en la universidad de Wisconsin en 1968-69, donde refieren que las mejores tasas de concepción se consiguen alrededor de los 60 días posparto. GI


 Autor/es: 

Continuara…

Modificado por última vez enMartes, 08 Marzo 2016 01:41
volver arriba

SUSCRÍBASE A NUESTRO E- BOLETÍN

¡Reciba actualizaciones de nuestro
sitio y noticias de relevancia!
E-mail:
Nombre:
Seleccione su interés: