Menu

loading...

Desecho de becerras lecheras de reemplazo en unidades familiares de producción de leche

Desecho de becerras lecheras de reemplazo en unidades familiares de producción de leche

Con el objetivo de determinar la incidencia de desechos de becerras lecheras en unidades familiares de producción y si esta característica puede ser afectada por sus indicadores iniciales de crecimiento, se documentó desde su nacimiento el desempeño de 83 becerras de 12 establos del estado de Guanajuato hasta la edad de 18 meses. Un técnico realizó visitas dos veces por semana a las unidades de producción y registró las siguientes variables: becerras desechadas y causa de desecho, peso y altura al nacimiento y a los dos meses y con ello se estimó además la ganancia diaria de peso del nacimiento a los 2 meses.

 

Los datos obtenidos fueron sometidos a análisis descriptivos y se realizaron análisis de varianza para determinar posibles diferencias entre las becerras desechadas y no desechadas en sus indicadores iniciales de crecimiento. Se registró un 19.3% de becerras desechadas, de las cuales las becerras muertas representaron el 81% y las vendidas un 19%. 

La mayor incidencia de becerras desechadas ocurrió en el periodo del nacimiento a los 6 meses (62.5%) y presentaron un mayor peso a los 2 meses de edad (P=0.04), así como una mayor ganancia diaria de peso (P=0.04) vs las becerras no desechadas, quizá derivado de un mayor peso en las becerras vendidas y/o algún crecimiento compensatorio inducido por el productor. 

Las tasas de desecho de vacas lecheras en el sistema intensivo pueden llegar a ser muy altas; se ha reportado que hasta un 35% de las mismas se sustituyen cada año (Romero), por lo que la generación de becerras de reemplazo que cubran estas pérdidas es de primordial importancia. Para lograr mantener estable el hato lechero nacional ha sido necesario importar vientres lecheros, lo que implican la salida de divisas del país (CNOG). Aunque las becerras del sistema familiar/ semitecnificado pueden ser una fuente importante para generar estos reemplazos, tienen dé cits de crecimiento que afectan la expresión de todo su potencial genético al ingresar al hato productor. Estos déficits pueden re ejarse también en una mayor incidencia de enfermedades y desechos. Sin embargo, para este sistema existe información limitada de los desechos de becerras antes de tener su primer parto y si algunos indicadores tempranos de crecimiento pueden caracterizar a los animales desechados vs aquellos que no lo son. Por lo anterior, este estudio tuvo como objetivo determinar la incidencia de desechos de becerras que se generan en unidades familiares de producción de leche en el estado de Guanajuato y si estas becerras muestran alguna asociación con sus indicadores de crecimiento en edades tempranas. 

Metodología 

Se monitorearon 83 becerras Holstein nacidas en 12 unidades de producción familiar del estado de Guanajuato. Se realizó el seguimiento de las becerras durante un periodo de 18 meses, en los cuales un técnico realizó visitas a las unidades de producción dos veces por semana. Las variables registradas en las becerras fueron peso y altura al nacimiento y a los dos meses; adicionalmente, con estos datos se estimó la ganancia diaria de peso (gdp) del nacimiento a la edad de dos meses. La estimación de las variables de peso de las becerras, se realizó mediante la medición de la circunferencia torácica por detrás de las extremidades anteriores y de las escápulas, empleando para ello una cinta métrica especí ca para becerras Holstein. Para estimar la altura, se hizo mediante la medición de la distancia existente del piso a la cruz del animal, de acuerdo a lo descrito por Heinrichs y Lammers. 

Los datos se sometieron a estadística  cuando el valor de probabilidad fue descriptiva y mediante análisis de varianza se determinó de manera retrospectiva si existieron diferencias entre animales desechados y no desechados en su peso y altura al nacimiento, peso a los dos meses, así como en la ganancia diaria de peso del nacimiento a los 2 meses. 

En el modelo estadístico se incluyó como covariable a la unidad de producción. Las becerras menor a 0.05 y los datos fueron analizados empleando el paquete estadístico SAS. 

Resultados 

De las 83 becerras consideradas en el estudio, el 19.3% fueron desechadas antes de los 18 meses (Cuadro 1). De estas becerras, el mayor porcentaje de desechos se hizo de manera involuntaria La mayoría de los desechos de becerras (62.5%) se realizaron durante el periodo de 0 a 6 meses, mientras que el menor porcentaje se presentó a una edad de más de 12 y hasta 18 meses (12.5%, Grá ca 1). 

    

 

No existieron diferencias en el peso al nacimiento, altura al nacimiento y la altura conseguida a los 2 meses, entre becerras desechadas y no desechadas (Cuadro 2). Sin embargo, el peso a los dos meses y la ganancia diaria de peso fue superior en las becerras que fueron desechadas vs aquellas que no lo fueron (P=0.04). 

Discusión 

La información sobre desechos de becerras lecheras en unidades familiares de producción es escasa, a diferencia de lo que se observa para hembras adultas en el sistema intensivo (Maher et al., Maryam et al., Vitela et al). En este estudio, se pudo establecer que casi un 20% de las becerras se desechan desde el nacimiento y hasta una edad de 18 meses, muy superior a lo reportado para el sistema intensivo. 

En estudios realizados en el Reino Unido se ha determinado que las tasas de desecho en los primeros 15 meses de vida son de 6.7% (Wathes et al). En nuestro caso, sólo un mínimo porcentaje de los desechos se debió a la venta de las becerras, es decir de manera voluntaria. 

Casi 16% de las becerras monitoreadas murieron antes de una edad de 18 meses. Se ha descrito que la tasa de mortalidad de las becerras no debe exceder de un 10% durante todo el periodo de crianza, es decir desde su nacimiento hasta llegar al primer parto (DCHA). 

El mayor porcentaje de becerras desechadas lo hizo a una edad de hasta 6 meses (>60%) y por arriba de los porcentajes de mortalidad aceptables a esta edad (menor al 8%, DCHA). Es bien sabido que estos primeros meses son los de mayor riesgo de incidencia de morbilidad y mortalidad de las becerras. 

Un porcentaje considerable de becerras se desecha aún a una edad mayor a los 12 meses y menor a los 18. Hasta donde se tiene conocimiento, no existen datos de los porcentajes de desecho de becerras por grupos de edad, tal como se describe en este estudio para estas unidades de producción. En el sistema intensivo del Reino Unido se reportan tasas de desecho de hasta 3.5%, durante el periodo de los 6 y hasta los 15 meses de edad (Wathes et al.), porcentaje mucho menor a lo obtenido en este estudio. Otros datos obtenidos en unidades lecheras de Veracruz indican una mortalidad de becerras de 6.5%, aunque sin especi car las edades (Velázquez et al). Los elevados índices de desecho/mortalidad son un re ejo de la ine ciencia, con la que generalmente se identi ca al sistema familiar de producción. 

El peso al nacimiento es similar a lo reportado en otros estudios (Guevaraet al.), aunque inferior al peso deseable en este momento. Esta misma situación se presenta con el peso de las becerras a los 2 meses (Espinosa et al). Adicionalmente, la ganancia de peso a los dos meses es inferior a lo recomendable, pero igualmente similar a lo publicado por otros autores (Guevara et al). 

Por otro lado, se ha descrito en algunos estudios que becerras que muestran un peso corporal pobre al nacimiento o con dé cits en su crecimiento pueden tener problemas en su desempeño posterior incluyendo la parte productiva y reproductiva (Swali y Wathes; Wathes et al.), por lo que algunos indicadores iniciales podrían servir como predictores del desempeño futuro de la becerra. 

En este estudio no se observaron diferencias en los indicadores de peso y altura al nacimiento entre las becerras desechadas y no desechadas. Sin embargo, se pudo observar que las becerras desechadas mostraron un mayor peso a una edad de 2 meses y una mayor ganancia de peso en el periodo transcurrido entre el nacimiento y los 2 meses. En algunos estudios, el peso corporal ha mostrado efectos encontrados sobre al desempeño posterior de la becerra. 

Becerras con un elevado peso corporal mostraron una mayor incidencia de mortalidad perinatal (Johanson y Berger); sin embargo, becerras que tuvieron un bajo peso corporal en el primer mes de vida tuvieron una menor sobrevivencia hasta la edad de 6 meses (Brickell et al). 

Es probable que cuando los productores deciden realizar la venta de animales, estos sean los de mayor peso/ganancia de peso y esto contribuya a que los animales desechados tengan valores mayores en estos indicadores. 

Sin embargo, el número de animales vendido en este estudio fue mínimo. Por otro lado, es probable que las becerras que tienen algún problema detectado por el productor sean sobrealimentados para intentar compensar esta situación. Esto generaría un mayor peso y/o ganancia diaria de peso como la que se observó con las becerras desechadas de este estudio. Adicionalmente, otros factores no considerados en el estudio pudieran tener mayor influencia sobre la posibilidad de que una becerra se deseche, como el tipo de parto del cual nacieron. Se ha observado que las becerras que nacen de partos distócicos presentan mayores tasas de mortalidad vs las becerras que nacen de partos normales (Lombard et al). 

En conclusión, los establos estudiados en el estado de Guanajuato, presentaron tasas de desecho elevadas hasta una edad de 18 meses, principalmente debido a la muerte de la becerra. 

El peso de la becerra a los dos meses y la ganancia diaria de peso del nacimiento a los dos meses de edad fueron mayores en las becerras desechadas quizá debido a la venta de animales de mayor peso y/o factores no considerados en el estudio, como el historial de parto y/o algún crecimiento compensatorio inducido por el productor. GI 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Espinosa M. MA1, Villaseñor G. F2, Estrada C.E2, Jiménez S.H1, Vera A.HR3, Villagómez A.ME4, Onesto H.S . 

Modificado por última vez enMiércoles, 24 Mayo 2017 10:51
volver arriba

SUSCRÍBASE A NUESTRO E- BOLETÍN

¡Reciba actualizaciones de nuestro
sitio y noticias de relevancia!
E-mail:
Nombre:
Seleccione su interés: