Menu

loading...

Piden aumentar consumo de leche con mejores políticas públicas

Lecheros el país aseguran que México necesita cambiar estrategias comerciales para detonar la ingesta del lácteo


 

 A fin de aumentar el consumo de leche per cápita en México, que en la actualidad es de alrededor de 50 litros, por debajo de los 82 sugeridos por la FAO, la industria lechera y el gobierno necesitan fortalece estrategias y estructurar políticas públicas que lleven a una promoción e ingesta efectiva del lácteo.

Así lo afirmo el presidente de  la Cámara Nacional de la Industria de la Leche (CANILEC) Miguel Ángel García Paredes, quien declaró al periódico El Economista que México necesita fortalecer sus estrategias para detonar el consumo de leche y sus derivados, toda vez que actualmente está por abajo de lo recomendado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés).

El líder agroindustrial comentó en el marco del Congreso del Sector Lácteo 2018 que actualmente cada mexicano consume 132 litros de lácteo; dicha cantidad, dijo, que incluye los productos equivalentes como leche fluida y condensada, quesos, cremas y yogurt «sin embargo, lo consumido es menor a los 180 litros sugeridos por la FAO», subrayó.

García Paredes destacó que incluso la ingesta de este producto en México está por debajo de países como Chile, con 145; Brasil, con 176; Costa Rica, con 199; Argentina, con 210, y Uruguay, con 250 litros anuales.

En ese contexto, el presidente de la CANILEC aseveró que una de las principales razones es el nivel de ingresos de las familias mexicanas, ya que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), se destinan 827 pesos al trimestre para la compra de lácteos y sus derivados.

Asimismo, la baja del consumo  de lácteos en México también obedece al incremento de los productos sustitutos, como bebidas vegetales, jugos, tés y aguas carbonatadas, «los mexicanos toman más del doble de refrescos que leche», lamentó.

Por ello, el líder del sector lechero destacó la necesidad de fortalecer las políticas públicas y la cadena productiva para aumentar el consumo.

A su vez, el director general de la CANILEC, René Fonseca, confió en que el panorama logre revertirse en los siguientes años e informó que el sector lácteo crece 1.7 % anual y el consumo nacional es de 15 mil millones de litros, de los cuales 50 % es leche fluida, 26 % de queso, 15 % de yogurt y el resto de cremas y mantequillas, entre otros.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Tierra Fértil 

Leer más ...

Piden productores de leche protección de su gremio a AMLO

En una carta que el Frente Nacional de Productores y Consumidores de Leche, envió al próximo gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador, le piden protección.


 

En la carta le piden poner fin a un proceso de extinción de un gremio al que sobreviven 150 mil pequeños y medianos productores (de un total de 800 mil) después de 24 años de sobrevivencia a los que fueron sometidos por el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, TLCAN.

Por conducto de Álvaro González Muñoz, dirigente de esta organización, se hizo saber al nuevo gobierno la necesidad de transformar la relación que las anteriores administraciones dieron a este segmento de productores, quienes experimentaron una paulatina desaparición de hasta 630 mil pequeñas unidades productoras de leche, y la pérdida de más de un millón de empleos, “todos en el medio rural y no cotizan al seguro social”.

En el actual gobierno, dijo González Muñoz, se olvidaron de la existencia de 150 mil pequeños ganaderos, con establos de 10 a 40 vacas, pero que aportan cerca del 80 por ciento del volumen producido anualmente en el país.

Mencionó que la actual SAGARPA estuvo sin dirección durante el actual sexenio, misma que cambió hasta tres secretarios, recordó que Ildefonso Guajardo secretario de Economía jamás cumplió con la función de atender al campo mexicano ya que solo se dedicó a beneficiar a las grandes cadenas comerciales.

La competencia desigual y desleal de nuestro propio gobierno, añadió, provocó la quiebra de los establos y el remate de sus vacas de regular y mediana calidad en cuanto a razas, y que fueran a dar más de un millón de animales a los rastros municipales.

“Los llevó a la ruina, sin posibilidades de retorno, sobre todo que eran explotaciones familiares y de varias generaciones”, lamenta González Muñoz.

Desde hace tres administraciones, añadió, los productores de leche trabajamos sin una política de fomento a la producción, sin una política de precios y comercialización, sin estimular la agroindustria y la modernización.

En esta actividad, dijo, se da una contradicción entre tres dependencias, las cuales cuentan con recursos cada una para impulso de la ganadería lechera: Agricultura (Sagarpa), que supuestamente debería apoyar a las organizaciones de productores con infraestructura y vaquillas de reposición; Desarrollo Social, que trabaja de la mano con LICONSA. Dan prioridad a Programas Sociales de distribución de leche barata, que compran también muy barata a pequeños productores.

También participa la Secretaría de Economía, más interesada en negociar compras al extranjero a través de los Tratados de Libre Comercio, en donde la adquisición de leche subsidiada es uno de los principales ganchos, sin considerar que estas compras al extranjero “son la mejor forma de llevar a la ruina a los productores nacionales”.

Nada menos, añadió Álvaro González, los Tratados de Libre Comercio de México con la Unión Europea, con Estados Unidos y con el Acuerdo de Asociación Transpacífico, se realizaron “sin la consulta a los productores”. Cuando venga la hora de la verdad, los perdedores seremos nosotros, porque nos pusieron a competir con economías desiguales.

La negociación más reciente es la del TLCAN. Su instrumentación fue injusta, ya que en lácteos sólo se beneficiará al 0.56 por ciento del total de productores, todos socios de las principales empresas, como Alpura, LaLa, Nestlé, Danone, Sigma y otras, a las cuales se condonarán impuestos a importaciones.

Esto significa que se alienta la adulteración de lácteos, lo cual va en contra de la economía de los consumidores y la quiebra de los productores nacionales.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Tiempo.com.mx

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS

SUSCRÍBASE A NUESTRO E- BOLETÍN

¡Reciba actualizaciones de nuestro
sitio y noticias de relevancia!
E-mail:
Nombre:
Seleccione su interés: