Menu

loading...

Importar carne de Brasil pondrá en riesgo el hato mexicano, dice la AMEG

Importar carne de Brasil pondrá en riesgo el hato mexicano, dice la AMEG

La Asociación Mexicana de Engordadores de Ganado (AMEG) advirtió que importar carne de Brasil pondrá en peligro la sanidad del hato mexicano y a la mitad de los pequeños productores. Es inaceptable que por un intercambio comercial se ponga en riesgo la calidad de la carne mexicana y el esfuerzo que se hizo para erradicar la fiebre aftosa, afirmó Rogelio Pérez Sánchez, director general de la organización.

En Brasil, explicó, no se ha erradicado la fiebre aftosa. Sólo la controlan mediante vacunas. Tampoco tiene un estándar de sacrificio como México. En noviembre del año pasado se inició la discusión ante la posibilidad de que se admita la importación de carne de Brasil. Desde entonces los productores hemos realizado diversas visitas a ese país para observar la producción de ganado bovino. No estamos convencidos de su calidad; es una carne dura y magra, dijo.

Explicó que la carne brasileña, de aprobarse las importaciones, competirá con la de consumo más popular en el país: el bistec. Además, alterará los gustos de la población. Refirió que este año Estados Unidos abrió su mercado a la carne brasileña, pero a ellos no les importa porque la utilizan para las hamburguesas; en el caso mexicano, a los productores les ha llevado años convencer a los consumidores de que la carne con grasa es de calidad.

En conferencia de prensa para informar que del 5 al 7 de abril se realizará el Congreso Internacional de la Carne en la Ciudad de México, Pérez Sánchez puntualizó que los productores entregaron a las secretarías de Economía y de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación información científica y económica para que detengan las importaciones de carne de Brasil. Este es un asunto que sigue en discusión.

Enrique López, también directivo de la AMEG, expuso que la ganadería bovina es ya la segunda actividad agropecuaria generadora de divisas. El año pasado alcanzó 2 mil 75 millones de dólares, sólo superados por la cerveza. Es una actividad que genera 4.1 millones de empleos y contribuye a la estabilidad social en el campo.

La AMEG, añadió, espera que este año el consumo de carne en el país se incremente, ante la recuperación del hato ganadero. Por tanto, se eleve la oferta y haya precios más accesibles para los consumidores. Un kilo de bistec se cotiza entre 115 y 135 pesos.

Pérez Sánchez y Enrique López apuntaron que la AMEG continúa pugnando ante las autoridades por el establecimiento de una norma de clasificación –que mida la cantidad de grasa y la edad del animal a la hora del sacrificio– y una marca de calidad, lo cual ocasiona que la carne de bovino de exportación mexicana se venda entre 5 y 30 por ciento más barata en el extranjero.

 

 


Fuente: La Jornada

volver arriba

SUSCRÍBASE A NUESTRO E- BOLETÍN

¡Reciba actualizaciones de nuestro
sitio y noticias de relevancia!
E-mail:
Nombre:
Seleccione su interés: