Menu

loading...

Liconsa avanza en comercialización

Liconsa avanza en comercialización

Aunque el presente sexenio está ya por concluir, Liconsa, la empresa del gobierno federal que dirige Abelardo Manzo, no detiene sus proceso de innovación para la comercialización de sus productos lácteos. Como usted sabe, el principal objetivo de Liconsa es abastecer de leche fortificada a la población objetivo en los municipios más vulnerables del país y en donde se busca garantizar la seguridad alimentaria.

Sin embargo, también busca mejorar sus números para seguir apoyando su operación de la manera más rentable. Entre más ingresos genere menores las transferencias presupuestales porque Liconsa subsidia  el precio de venta del producto.

En algunos municipios, incluso, se vende el litro en un peso por recomendación del Consejo Nacional de Evaluación (Coneval). Sabemos que Liconsa se encuentra en negociaciones con entidades del gobierno federal para colocar sus productos. El razonamiento y argumento de comercialización es simple: Si se compra leche, que se compre Liconsa.

Un ejemplo de estos acuerdos impulsados en la administración de Abelardo Manzo son los convenios con el DIF para que en sus comedores se consuma leche Liconsa.  Competencia para los gigantes. 

Poco se conoce, además, que la empresa a cargo de Manzo ya produce crema y que se trata de una de las mejores en el mercado. Alpura y Lala deberían preocuparse. Para alcanzar estos objetivos, Manzo —un experto en administración pública— encaminó los esfuerzos de su equipo a obtener los recursos necesarios para el mantenimiento y ampliación de las plantas de Liconsa.

Durante el último año, las inversiones en Liconsa sumaron más de 30 millones de pesos y ello se logró gracias a la gestión en el equipo de Liconsa. Por cierto, se trata de una entidad del gobierno federal en donde mucho del personal operativo acumula casi tres décadas de servicio, lo que ha dado una continuidad en su operación.

Liconsa ofrece un producto que ha llegado a preocupar a los competidores privados del mercado de lácteos y es vox populi que a los gigantes de la leche no les ha gustado ver en los anaqueles de las tiendas de autoservicio los productos de Liconsa.

El consumidor mexicano debería saber que esta leche fortificada ha permitido que, en las últimas décadas, millones de mexicanos mejoren su alimentación. Bien por Abelardo Manzo. Liconsa, sin embargo, debería contar con directivos cuyo servicio de carrera garantice la continuidad de las estrategias comerciales. Es una lástima que al terminar un sexenio se termine cualquier proyecto que comenzaba a ofrecer buenos resultados.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Crónica

Modificado por última vez enViernes, 12 Octubre 2018 06:30
volver arriba

SUSCRÍBASE A NUESTRO E- BOLETÍN

¡Reciba actualizaciones de nuestro
sitio y noticias de relevancia!
E-mail:
Nombre:
Seleccione su interés: