Menu

loading...

Notas (33)

“Profunda reforma del campo mexicano en 2014”. EPN

Editorial

El presidente de México participó del acto conmemorativo del 99 aniversario de la promulgación de la Ley Agraria. “Si queremos un país moderno es indispensable un campo igualmente moderno”, subrayó 

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, prometió impulsar durante 2014 “una profunda reforma del campo” que lo haga más competitivo, con motivo del acto conmemorativo del 99 aniversario de la promulgación de la Ley Agraria de 1915.

En el acto celebrado en Boca del Río, estado oriental de Veracruz, Peña Nieto declaró que 2013 fue “un año en el que se han concretado importantes transformaciones estructurales”.
“Corresponde ahora, de manera sincronizada y en un clima de gran coordinación de todos los órdenes de Gobierno, ir instrumentando los beneficios que proyectan estas reformas; beneficios que de manera gradual y creciente deberán ir sintiendo todos los mexicanos”, abundó.

En este sentido, expuso que 2014 debe ser un año que permita instrumentar las leyes secundarias de los cambios constitucionales, y también avanzar en “nuevos temas que deben ser impulsados en este año, especialmente el del campo mexicano”.

“En esta fecha tan especial, quiero reiterar ante ustedes mi compromiso de impulsar en 2014 una profunda reforma del campo, que lo ponga al día y que lo haga más competitivo”, declaró.
A través del diálogo y el trabajo conjunto con las organizaciones campesinas y los legisladores, dijo, “este año impulsaremos la transformación al marco jurídico del sector agropecuario”.
“Si queremos un México moderno y exitoso, es indispensable un campo igualmente moderno y exitoso”, agregó.

Leer más ...

El comercio de bovinos en pie

Estados Unidos importó 2.3 millones de animales vivos de la especie bovina en el 2012, 8.5% más que en el 2011, según el United States International Trade Commission (USITC). De este volumen comercializado, México aportó 65% de los animales.

Si bien, las exportaciones mexicanas de ganado bovino representan un número importante para Estados Unidos, el crecimiento del volumen exportado fue sólo 4.4% mayor que en el 2011. Es decir, las exportaciones mexicanas crecieron a un menor ritmo que las importaciones de Estados Unidos.

En promedio, entre el 2008 y el 2012, 99.1% de las exportaciones mexicanas de ganado bovino en pie tuvo como destino Estados Unidos, según datos de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

La ubicación geográfica de México genera una ventaja competitiva para el país; principalmente para los estados del norte, los cuales se han visto beneficiados por las exportaciones que en el 2012 generaron ingresos por 665.1 millones de dólares.

Si bien el ganado vivo se comercializa durante todo el año, es importante mencionar que las exportaciones de ganado vivo presentan una estacionalidad caracterizada por cuatro fases: mayor volumen entre los meses de febrero a mayo, así como entre octubre y noviembre; mientras que menores exportaciones entre diciembre y enero, así como de junio a septiembre.

Cabe destacar que el comercio internacional de animales vivos requiere de puntos de cuarentena ubicados cerca de la frontera del país exportador o del importador, en dichas instalaciones se revisan las características del ganado, principalmente peso, fisiología y ausencia de virus o enfermedades que pongan en riesgo al país importador, su población y fauna.

En el caso de México, la frontera compartida con Estados Unidos facilita las revisiones y trámites para la exportación del ganado, situación que explica la proporción de las exportaciones ganaderas mexicanas en el comercio de Estados Unidos.

La inversión en instalaciones de cuarentena con mayor equipamiento y tecnología facilita las inspecciones y reduce el tiempo de espera o trámite para los exportadores ganaderos; asimismo, contribuye a reducir los costos de exportación derivados del tiempo de espera, estrés y muerte de los animales.

Entre otros beneficios, también se pueden mencionar el incremento en la calidad del ganado y su trazabilidad, aspectos que generan mayor valor agregado en países como Estados Unidos.


Leer más ...

Leche, perspectivas en el entorno internacional

La leche y sus derivados constituyen alimentos básicos en la ingesta de la población de diferentes naciones alrededor del mundo.

El uso de estos alimentos está estrechamente relacionado con la producción ya que, en general, los países que los producen son también los que los utilizan, dejando un margen estrecho para los intercambios comerciales.

Durante la última década, el consumo se ha concentrado tanto en los países industrializados, dada su mayor capacidad adquisitiva, como en aquéllos que se encuentran en desarrollo, debido al crecimiento poblacional que presentan.

No obstante, la composición de la ingesta ha sido diferente en cada caso, según se trate del líquido o de sus derivados, siendo los últimos los que presentan mayor dinamismo.

De acuerdo con las proyecciones realizadas por el Food and Agricultural Policy and Research Institute (FAPRI), esta tendencia permanecerá en el periodo que va del 2013 al 2025, donde el consumo tiende a suavizarse para los países industrializados, tal es el caso de Estados Unidos o el bloque conformado por la Unión Europea, los cuales mantendrán el nivel de consumo actual de leche, mientras que el correspondiente a los derivados se incrementará a tasas de crecimiento medias anuales (TCMA) de 1.9 y 0.5%, respectivamente.

En cambio, en los países en desarrollo se mostrará un aumento sostenido para ambos rubros, por ejemplo, en China, India y México, cuyo consumo del líquido presentará tasas de crecimiento medias anuales de 5.5, 2.5 y 3.2%, en cada uno, mientras que las de los derivados lácteos aumentarán 4.2, 3.2 y 3.9%, respectivamente.

Los principales productores en el 2013 de leche son: la Unión Europea, India, Estados Unidos y China, que juntos engloban 69% de la producción mundial; México ocupa la séptima posición, con una participación respecto del total de 2.1% equivalente a 12.1 millones de toneladas.

Para el 2025 se estima que los principales productores concentren 70% de la producción mundial y que de manera individual incrementen su producción en promedio en 0.4, 3.2, 1.5 y 4.9% anual, respectivamente. Esto posicionará a India en el primer sitio, con 179.2 millones de toneladas, desplazando a la segunda posición a la UE.

Destacan en este aspecto México, Argentina y Brasil, que en el 2025 presentarán TCMA de 3.4, 2.7 y 2.6%, respectivamente, participando en su conjunto con 15.9% del total obtenido, un punto porcentual más que el que suman en la actualidad.

Los precios de la leche tendrán un comportamiento a la alza, al pasar de 328.4 dólares por tonelada en el 2013 a 440.6 dólares por tonelada en el 2025, luego de que en el 2007 y el 2008 los precios se elevaran hasta los 423.5 y 406.7 dólares en cada año, por desequilibrios del mercado mundial, originados por aumentos en la demanda de China e India y la sequía que tuvo lugar en Oceanía, entre otras causas.

De este modo, durante los próximos años las naciones en desarrollo, como son China, India y México, dadas sus necesidades nutricionales, el incremento poblacional y la ganancia en la capacidad adquisitiva, verán incrementada su producción de leche y sus derivados, así como su consumo. Por su parte, los países industrializados hoy en día satisfacen sus necesidades de ingesta de lácteos, por lo que mantendrán sus niveles de producción y consumo actuales.

Leer más ...

Gobierno y hato de bovino

La cadena agroalimentaria mexicana de carne de bovinos está cambiando para bien en algunos de sus componentes. La engorda intensiva es ahora más del doble que la extensiva, lo inverso que hace 20 años.

Además, una parte creciente de la producción se procesa y distribuye con certificación y estándares de calidad superiores, destinándose a exportaciones y mercados modernos. Otros aspectos, en cambio, mantienen un nivel inaceptable.

El más destacado de éstos es que el pie de cría tiene una productividad muy baja, aunque hay otros también considerables.

Un problema importante, coyuntural, es que diversas circunstancias naturales y de mercado originan una reducción del inventario de vacas, que afectará a toda la cadena.

Los ciclos naturales de los bovinos son largos. Para que una vaca produzca una becerra y luego ésta crezca y produzca otra cría destetada pasan cuatro o cinco años, por lo que éste es un negocio con fuerte inercia y respuestas lentas a las decisiones.

La situación referida impone que se tomen medidas al menos en dos aspectos:

1. Regulación. Se está destinando una gran cantidad de becerras a la exportación y a la engorda, lo que disminuye el remplazo de las vacas que terminan su vida productiva. Se puede intervenir para administrar este flujo y obtener el mayor valor presente y futuro.

La otra alternativa es permitir que continúe el libre mercado y esperar que se regule por sí mismo. Como se mencionó, esta respuesta sería muy lenta y parece la opción menos conveniente, aunque puedan apoyarla, por ejemplo, los críticos de la intervención que han hecho algunos gobiernos de Sudamérica en el comercio de bovinos.

2. Mejoramiento de productividad. La eficiencia del pie de cría no ha mostrado cambios con los programas de fomento que otorgan beneficios individuales a cada productor. En cambio, a pesar de ser el sexto productor mundial, somos débiles en investigación en temas clave como la generación de forrajes o genotipos bovinos más productivos y adaptados a las diferentes regiones de México. La transferencia de tecnología, por otra parte, ha mostrado logros en programas específicos que, sin embargo, no son permanentes, ya que se carga su costo al criador, aunque no sólo se puede beneficiar éste sino todos los participantes de la cadena productiva. Podrían participar en su financiamiento engordadores, industriales, distribuidores y la sociedad en general.

Lo que se decida influirá en la industria de carne de bovino durante varios años por venir.


Leer más ...

Tecnología de microcápsulas: un nuevo aporte para la ganadería

Este sistema permite transportar, almacenar y liberar drogas de forma controlada para mejorar la productividad y sanidad animal. La novedosa tecnología, desarrollada en primera instancia para la liberación sincronizada de hormonas en el control del celo y ovulación, forma parte de un convenio entre el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), el CONICET, Ignacio Rintoul, y la Universidad Nacional del Litoral (UNL).

Ya se iniciaron los trámites de patentamiento en EE.UU., Brasil y Australia. Con el incremento de la población mundial, la producción ganadera debe intensificarse dada la creciente demanda de alimentos.

Una de las técnicas más difundidas para la reproducción de los bovinos es la inseminación artificial pero, por su difícil implementación, tan sólo un 4% del rodeo mundial utiliza este tipo producción programada.

Ignacio Rintoul, investigador adjunto del CONICET en el Instituto de Desarrollo Tecnológico para la Industria Química (INTEC, CONICET-UNL), implementó una tecnología que consiste en una plataforma de liberación controlada de micropartículas para la sincronización del celo y ovulación de ganado vacuno, que permitiría inseminar una gran cantidad de animales en un mismo período.

Rintoul, responsable del desarrollo de las microcápsulas explicó que “se trata de que todas las vacas se inseminen al mismo tiempo y de esa manera todas tengan los terneros en el mismo período”.

Al tener todos los animales logrados la misma edad, el veterinario puede tener más control sobre el período de parición y mejorar los programas de vacunación y alimentación.

Además, esta nueva tecnología permitiría parcelar el campo y sembrar intensivamente la mejor pastura para aumentar su productividad, así como reducir costos y hacer más eficiente la logística de transporte, al mandar todos los animales juntos al matadero.

En la actualidad el método utilizado para la inseminación artificial a tiempo fijo se lleva a cabo mediante dispositivos intravaginales, que no son de fácil empleo puesto que requieren de un cuidado especial para su colocación.

La nueva tecnología permitiría no solamente mejorar radicalmente los aspectos vinculados al manejo sino también evitaría algunas consecuencias no deseadas que en ocasiones se derivan del uso de dispositivos intravaginales, relacionadas con la higiene, inflamaciones o molestias que repercuten indirectamente en los porcentajes de preñez.

Otra de las ventajas de la tecnología de microcápsulas es que son más fáciles de transportar y almacenar gracias a su pequeño tamaño.

Por otra parte, permiten adecuar la dosis en cada animal con una inyección subcutánea cuya biodegradación es in situ, lo que evita intoxicaciones de operarios y contaminación al medioambiente.

Matías Lapissonde, Director del Centro Operativo Experimental Las Gamas y coordinador general de la Cadena de la Carne del Ministerio de la Producción de la Provincia de Santa Fe -encargado de realizar las pruebas in vivo-, agregó que “esta es una técnica mucho mejor desde el punto de vista sanitario.

El gran salto es que se preñan muchas vacas en muy poco tiempo y los terneros nacen antes. Estos van a ser más pesados y por ende se va producir más carne. Si esta tecnología soluciona los inconvenientes que presentan los intravaginales, ya es un adelanto más que importante”.

Inducción del celo y mucho más

Actualmente la tecnología está pensada para ser empleada con hormonas encargadas de la inducción del celo como la progesterona, pero se prevé utilizar la plataforma de liberación con otros tipos de drogas como insecticidas, antibióticos y antiparasitarios.

“Mediante el ajuste de la química de la cápsula de acuerdo a los patrones de liberación se pueden aplicar todo tipo de sustancias”, confirmó Rintoul.

“Esperamos que esta tecnología pueda constituir, una vez calibrada, al incremento de la productividad de la ganadería argentina, que es uno de los objetivos del IPCVA”, aseguró, por su parte, Gonzalo Álvarez Maldonado, Presidente del Instituto que desde hace años financia parte de la investigación.

Al respecto, ya se iniciaron los trámites de patentamiento de la nueva tecnología en las instancias de fases nacionales de EE.UU., Brasil y Australia.

Leer más ...

Pastoreo o corrales

Los rumiantes domésticos pueden alimentarse como sus ancestros silvestres, con pasturas y follaje. También pueden sostenerse exclusivamente con alimento servido en pesebre, lo cual implica más inversión y costos que deben compensarse con mayor productividad. Cada unidad productiva aplica, entonces, una de estas opciones o alguna mezcla. Los recursos disponibles son los que determinan cual tipo es apropiado en cada caso.

Una diferencia fundamental entre ellas es el costo del alimento. Con precios promedio del 2011 y considerando un sistema de pastoreo tropical, rústico, obtenemos el costo de los principales nutrientes. El nutriente limitante en ese sistema de pastoreo considerado es la proteína, por lo que las praderas de cultivo intensivo y en asociación con leguminosas son más rentables.

La diferencia en costo es sólo una de las características divergentes de los dos tipos de sistema. Otras son:

1. Productividad. Los animales pueden comer su ración en el pesebre hasta satisfacer sus necesidades, mientras que en pastoreo no ingieren lo necesario para alcanzar su producción potencial. Otras diferencias son que el pastoreo tiene mayor costo energético por el desplazamiento de los animales y, además, su genética se dirige en mayor medida a la adaptación al ambiente y menos a la productividad.

2. Mercado. Tiene mayor precio la carne para cortes finos –que tiene más grasa- que la magra, aunque ésta tiene mucha demanda en volumen. Los sistemas de pastoreo no pueden producir carne para cortes de calidad, lo que define su tipo de mercado. Hay, sin embargo, segmentos y nichos que dan valor a la carne de pastoreo, como el europeo, que le atribuye cualidades naturales y saludables.

3. Impacto ambiental. Los sistemas de confinamiento concentran en poca área muchos animales, por lo que sus principales impactos en los recursos naturales son los asociados con producir y darles su alimento y con la acumulación de desechos. Los sistemas de pastoreo ocupan amplias superficies, por lo que su huella ambiental es por el uso de tierra y agua y por sus desechos y emisiones. En todos los casos, hay posibilidades de atenuar y revertir los efectos negativos de manera sostenible.

La decisión es del productor, pero en ambos casos son dos negocios rentables.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS

SUSCRÍBASE A NUESTRO E- BOLETÍN

¡Reciba actualizaciones de nuestro
sitio y noticias de relevancia!
E-mail:
Nombre:
Seleccione su interés: