Menu

loading...

Alternativas en el manejo del timpanismo

Alternativas en el manejo del timpanismo

El constante crecimiento de la población mundial gene­ra un mayor consumo de alimento; siendo la proteí­na uno de los elementos más impor­tantes en la nutrición humana. Así las fuentes de proteínas varían, desde la proteína formada en plantas como reserva, hasta la proteína encontrada en la carne y leche, entre otros, de animales de producción. Entre las especies usadas para el consumo humano tenemos al ganado bovino, ovino, y caprino; es decir, rumiantes domésticos (Santra y Karim.).

 

El estómago de los rumiantes está separado en cuatro compartimien­tos distintos: el rumen, el retículo, el omaso y el abomaso: siendo el primero, uno de los de mayor im­portancia. En el rumen se da apro­ximadamente el 50% del proceso digestivo y esto es gracias a la mi­crobiota del rumen: compuesta por bacterias, protozoarios, levaduras y hongos (Mathieu et. Al.).

Estos microorganismos son los encargados de producir enzimas para la fermentación digestiva de los carbohidratos estructurales de la fibra consumida por los rumiantes. Así, el rumen constituye un ambiente idóneo para el desarrollo de estos microorganismos y los productos finales de la fermentación, llámese ácidos grasos volátiles y biomasa microbiana, son usados como fuentes de energía y proteínas res­pectivamente, por el animal huésped (Weimer).

Podemos entender la importancia que tiene el rumen en el metabo­lismo general de los rumiantes, sobre todo si se toma en cuenta el indispensable papel productivo de estos. Una alteración leve en el rumen, puede generar una gran merma en la producción, por lo que es importante estar consciente de las posibles patologías ruminales y sus consecuencias. Así pues, podemos clasificar las patologías del rumen en trastornos de la motilidad, entre los cuales podemos mencionar la reticuloperitonitis traumática y la indi­gestión vagal (síndrome de estenosis funcional anterior y/o posterior); y podemos clasificarlas también en al­teraciones de la fermentación, como son la inactividad de la flora/fauna ruminal, la indigestión simple, la aci­dosis ruminal y la alcalosis ruminal.

Cabe mencionar que estos procesos son interdependientes y presentan sintomatologías similares, las cuales generalmente traen la misma con­secuencia: El timpanismo ruminal (Rodríguez et. al.).

El timpanismo o meteorismo ru­minal, es la acumulación excesiva de gas en el rumen por diversos factores que impiden la eliminación de estos gases producidos durante la fermentación. Se caracteriza por la distensión acentuada del rumen, acarreando cuadros de disnea, efec­tos circulatorios y posible muerte del animal (Pagani y Thais).

Alternativas en el manejo del 2

Es un cuadro que debe considerarse como un conjunto de alteraciones, el cual acompaña a una gran can­tidad de patologías que pueden variar enormemente en su etiología (Rodríguez et. al.). El timpanismo puede clasificarse como timpanismo primario o secundario.

En el timpanismo primario se observa rápidamente la distensión del rumen, y generalmente la distensión del rumen, y generalmente, después de un corto periodo de haber iniciado el pastoreo.

El animal se encuentra parado y se acuesta a menudo, producto de la molestia generada por el aumento de la tensión superficial y la generación de burbujas de gas, formando espu­ma e imposibilitando la liberación de gas, a pesar de los continuos movi­mientos ruminales. La eliminación del gas de esta mezcla espumosa depende de la tensión superficial del líquido ruminal y del estado coloidal de los sólidos disueltos (Pagani y Thais).

El timpanismo secundario se produ­ce por una dificultad para eliminar el gas libre acumulado mediante el eructo. Este impedimento para eliminar el gas libre se produce por alguna alteración que produce la obstrucción de la ruta esofágica o faríngea, por una complicación que pueden llevar al infarto ganglionar (leucosis, tuberculosis, actinobacilo­sis, pneumonia), por un sobrellenado del rumen, impidiendo al cardias estar en contacto con la parte ga­seosa del contenido ruminal, o por un fracaso en las contracciones del rumen, ya sea de origen nervioso o por una malformación (Rodríguez et. al., Pagani y Thais).

Así pues el tratamiento del tim­panismo se hace indispensable y, evidentemente, condicionado a su origen y tipo.

Así podemos hacer uso de antiespu­mantes como el dimetilpolisiloxano para timpanismos espumosos, o agentes carminativos como el jengi­bre para los casos de timpanismo a gas libre, para disminuir la produc­ción de gas.

Sin embargo, las consecuencias, luego de haber solucionado este problema, pueden incurrir en mu­chos aspectos, siendo uno de ellos la flora ruminal. Dependiendo del origen del timpanismo, la flora rumi­nal puede haberse visto afectada en gran medida. Entonces, la reparación del ambiente y el restablecimiento de la flora ruminal, no solo se hacen necesarios desde el punto de vista sanitario, sino también productivo (Kmet et. al.).

Los prebióticos proveen nutrientes para la fermentación microbiana, así como la producción mejorada de vitamina B por levaduras. Algunos prebióticos suponen, incluso una ventaja competitiva para algunas especies bacterianas, que general­mente disminuyen la carga patógena mediante la exclusión competitiva, reduciendo los patógenos y las enfermedades, y mejorando así la producción (Callaway et. al.).

Entre los tantos prebióticos existen­tes en la industria debemos men­cionar la inulina, el cual ha tomado gran importancia en el medio, no sólo, por sus propiedades sobre la salud ruminal, sino sobre los benefi­cios adicionales que puede traer su suplementación desde el terneraje (Samanta et.al.).

Queda claro así, que el tratamiento del timpanismo puede llevarse a cabo de manera integral, no solo resolviendo el problema primario, sino también proveyendo factores importantes para acelerar la recu­peración y mejorar la producción al mismo tiempo. GI

 

 

 

 


 

Luis Alfredo Chávez Balarezo, Agrovet Market México

Modificado por última vez enJueves, 28 Abril 2016 11:08
volver arriba

SUSCRÍBASE A NUESTRO E- BOLETÍN

¡Reciba actualizaciones de nuestro
sitio y noticias de relevancia!
E-mail:
Nombre:
Seleccione su interés: